Lo más reciente

Cómo lograr que tu profesión se convierta en tu marca personal

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

Como profesional, usted ha invertido mucho tiempo y dinero en lograr que cientos o miles de personas le reconozcan como una persona competente, con capacidad para ayudarles a resolver problemas vinculados a su profesión.

Usted tiene que competir con muchos otros en su campo e incluso con profesionales de otros campos para conseguir que quien le consulte -llámese paciente, cliente u otro- lo siga eligiendo a usted para resolver sus necesidades, y para que aquellos que no le conocen, lo lleguen a considerar como un posible proveedor de servicios.

Hablamos de un odontólogo, un investigador, un médico, un contador público autorizado, un asesor financiero, un ingeniero, un abogado, un agrimensor, un experto en sistemas, un diseñador gráfico… En fin, cientos de profesionales que compiten en el mercado por atraer, retener e incrementar su clientela, la cual es su fuente de ingreso, bienestar y seguridad.

Visto así, un profesional independiente es “una empresa” que genera productos o servicios con la finalidad de que sus “clientes”, es decir todas las personas que se benefician de sus conocimientos y demás, identifiquen claramente a ese “producto o servicio” y lo prefieran frente a la competencia. Para lograrlo, dicen los expertos, ayuda que usted se perciba como una marca. Una marca es un nom-

bre, término, símbolo, diseño o cualquier combinación de ellos, que tenga como fin identificar bienes o servicios y diferenciarlos de los competidores.

Es a través de una marca como se logra que un producto o servicio se considere especial. La marca es un término de la mercadotecnia y es bueno que usted, como profesional, no olvide que emplear conceptos y tácticas de mercadotecnia no tiene nada de pecaminoso o contrario a la ética de su profesión. Hoy es una necesidad.

Un primer paso para entrar, permanecer, crecer y desarrollarse en mercados competitivos como los de nuestro país, es brindar un servicio de calidad. La honestidad, integridad, capacidad técnica incuestionable, confiabilidad, genuino interés en la persona y su problema y una inteligente relación “posventa” son vitales para lograr esto.

Luego, segmente su mercado. Es decir, obtenga datos que le digan la edad promedio de los clientes, su ubicación, su nivel de educación, su estado civil, nivel adquisitivo. Esto es posible hacerlo captando la información al momento de recibir al cliente en sus oficinas, consultorio, etc. y llenar la ficha o historial del cliente. También puede hacerlo al entrevistarlo, al llevar un registro de las llamadas de estos clientes o de posibles clientes, entre otros métodos.

Si usted es abogado, averiguar qué percepción tiene la gente de usted como tal, es vital. Revise el tipo de casos que recibe y la frecuencia con que lo contratan. Observe a sus competidores. Elabore una base de datos que le permita llevar un control de las visitas de sus clientes, sus contac-

tos telefónicos con ellos, su fecha de cumpleaños, su pertenencia a gremios o asociaciones y su desarrollo en éstas para que pueda contactarlos y felicitarlos. Las actividades de promoción que un profesional pueda realizar dependen más de su propia creatividad que de otros factores.

Si usted es médico, abogado u odontólogo podría recordar a sus clientes las fechas en que debe asistir a revisiones, enterarse de cambios en su vida, enterarse de cómo están. Todo esto usando su base de datos y comunicándose con ellos a través del teléfono, el correo, la internet y el correo electrónico. Podría enviar felicitaciones por eventos familiares, cumpleaños, logros profesionales y demás.

También podría informar a sus clientes de sus avances como profesional (doctorado, maestría, etc.) y agradecerles que sean sus clientes. Podría informarlos de nuevas tendencias, productos, tratamientos, leyes, disposiciones nuevas relativas a impuestos, herencias y muchas otras cosas más que ellos desconocen. Preocuparse por su cliente luego de haberlo atendido como profesional le puede asegurar su lealtad.

Por ejemplo, un dentista atiende a un paciente, le da de alta y lo cita en seis meses y en ese lapso se preocupa de llamarle al menos una vez para saber el estado de salud de su dentadura o para saber al menos si se siente bien después del tratamiento; es seguro que así retiene clientes. Utilice la tecnología para brindar servicios y atención a los clientes y cuide su imagen profesional.

 

 

Conozca también

Capacitación empresarial ¿Gasto o inversión?

Outplacement: ¿Qué es y para qué sirve?

Motivación laboral: ¿Cómo lograrlo?

¿Me van a despedir? ¿Cómo saberlo y qué hacer al respecto?

Teletrabajo: Ventajas y desventajas

Consejos antes de iniciar un negocio

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*