Lo más reciente

Cómo responder a preguntas capciosas en la entrevista de trabajo

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

Muchas de las preguntas formuladas en una entrevista están orientadas a enredar al entrevistado, y a ponerlo a la defensiva.

He aquí algunos ejemplos y sugerencias sobre el modo de superarlas.

.

Ejemplos de preguntas capciosas y sugerencia de respuesta

¿Qué sabe usted sobre nuestra compañía’? Si usted ha hecho sus deberes, puede iniciar hablando acerca de los productos fabricados, la dimensión, el ingreso, la reputación y la imagen de la compañía. Surja o no la pregunta, usted debe estar preparado para responderla

Usted desea comunicar un sub-texto de persona bien informada. En cualquier caso, no intente afrontarla con la frase: “No sé mucho, pero quisiera aprender”. No es una respuesta que le beneficie. Profundice en su investigación antes de la entrevista, y si eso falla, intente hablar con alguna persona que trabaje para la compañía, y que pueda informarle sobre ella.

.

¿Por qué desea usted abandonar su trabajo actual? Pueden formularle esta pregunta si cuando se lleva a cabo la entrevista usted aún está trabajando. La mejor respuesta es la de que en la compañía no hay un puesto que usted pueda pasar a ocupar. Las posibilidades.de ascenso son limitadas, o el trabajo no representa para usted un desafío. Quizás usted desea una empresa más dinámica. Otra respuesta puede ser la de que su salario no es lo bastante bueno, y que usted está buscando un trabajo más exigente y con mejores oportunidades.

Otra buena respuesta es la de que usted está buscando un trabajo de producción en vez de un trabajo de mantenimiento. El trabajo de producción es el de ventas, comercialización, confección. Cualquier otra cosa es trabajo de mantenimiento. Los trabajos del primer tipo inciden directamente en los beneficios; los del segundo tipo contribuyen a los beneficios sólo de forma indirecta. Constituyen el sector superior de una compañía, y habitualmente son el área donde hay más despidos.

.

¿Por qué ha dejado su último trabajo? Esta pregunta es casi un deber de los entrevistadores. Intente, si es posible, dar una respuesta colectiva. Por ejemplo: “Toda nuestra sección se fue a la calle”, “Después de la venta de parte de la compañía, nuestro sector fue suprimido”, “Los principales proveedores abandonaron la localidad”.

Defiéndase sin mostrarse en exceso a la defensiva. Una buena respuesta es: “Me propuse buscar una nueva posición, y he ahorrado lo suficiente para afrontar la situación hasta lograrlo”.

Si usted ha sido despedido, a no ser que se haya debido a una insubordinación, falta de rendimiento o desfalco, no es algo de lo que deba avergonzarse, ni que pueda esgrimirse en su contra. La mayor parte de las personas es despedida a causa de un choque de personalidades, de una administración nueva que trae consigo su propio personal, o por una reducción de plantilla que suprime sus empleos.

De cualquier forma, usted no debe hablar mal de su último jefe o de la empresa. Intente hallar una explicación que deje su reputación a salvo. Veamos algunos ejemplos: “Me esforcé al máximo pero no había ninguna otra posibilidad abierta”, “Mi puesto fue suprimido, y nadie lo está ocupando”, “Descubrieron que yo estaba buscando un empleo mejor, y me pidieron que me fuera.” La estratagema consiste en transformar un subtexto negativo en uno positivo.

Un aspecto importante al responder esta pregunta es el saber lo que sus referencias dicen sobre usted. Una forma adecuada de averiguarlo consiste en hacer que un amigo suyo llame a su antigua empresa, y diga que usted desea presentarse para un trabajo, y pida sus referencias. Si en éstas hay elementos negativos, intente discutirlos con su antiguo jefe y vea si los puede suavizar. Pero lo mejor es pedir referencias a personas que usted sabe que hablarán bien de usted.

.

Su currículo es bueno, pero ¿no está usted demasiado cualificado para este trabajo? No lo niegue. Puede utilizar esta estratagema para demostrar que puede ser contratado. Explique que su elevada cualificación es una suerte para su jefe. Puede hacerlo de muchas maneras.

Una de ellas consiste en mostrar las similitudes entre su anterior trabajo y éste, o de qué modo su experiencia anterior, aun cuando proceda de un ámbito diferente, puede ser de gran valor en este empleo. Aquí debemos hacer una observación: toda área tiene su propia jerga. Conozca la terminología propia del negocio, y utilícela.

.

¿Qué es lo que no le gustaba de su empleo anterior? Dé una respuesta honesta a esta pregunta, pero en sentido positivo. Repitámoslo: no se debe hablar de forma negativa del jefe anterior. El subtexto que desea transmitir es el de que usted tenía, para ofrecer a la empresa, más de lo que a ellos les interesaba utilizar. Un recurso es decir que, en su empleo anterior, la antigüedad era más importante, en términos de promoción, que el trabajo duro. A usted le gusta trabajar duro.

Otra respuesta posible es que para usted es importante cumplir plazos y programas, y usted no cree que su trabajo anterior requiriese su esfuerzo, o bien que las promociones eran demasiado espaciadas y no se basaban en el rendimiento. Intente dar siempre una respuesta que transmita un subtexto positivo, ¡pero hágalo sutilmente!

.

¿Cuáles son sus puntos fuertes? Conozca al menos siete, e intente relacionarlos con el empleo al que usted aspira. El subtexto que usted desea comunicar es: “Soy una persona organizada, orientada hacia las metas, perseverante, flexible y capaz de dirigir y motivar a un equipo. Trabajo bien, ya sea solo o en equipo”. Antes de la entrevista prepare una lista de sus habilidades. ¡Que no lo cojan por sorpresa en este punto!

.

¿Cuáles son sus puntos débiles? Todos los tenemos, pero en una entrevista de empleo, aunque usted debe ser honesto en cuanto a los menos importantes, no hay necesidad de manifestar todo el repertorio. Ahora, la cuestión es intentar convertir una debilidad en una ventaja, sin que ello sea obvio. Transmita subtextos contradictorios, es decir, con un aspecto positivo y uno negativo, pero haciendo hincapié en el lado positivo.

Veamos algunos ejemplos: “Soy impaciente. Me refiero a que me concentro en los resultados”, “Tiendo a mezclarme y a trabajar con mis subordinados. Puede que no sea la mejor manera de dirigir, pero me gusta el trabajo importante que se hace a tiempo”, “Odio el trabajar los detalles, pero siempre lo estoy haciendo”. ¿Capta la idea?

.

Conozca también

La Internet y su impacto en las empresas y en los recursos humanos

¿Buscas empleo? Cuidado con lo que pongas en la Internet

Consejos para el correcto uso del correo electrónico

El uso del buzón de voz y el correo electrónico desde la perspectiva de los recursos humanos

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*