Lo más reciente

Licencia de maternidad ¿Cómo mantenerse dentro de la actividad profesional?

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

No se trata de derechos. Por supuesto, la mujer puede tener derecho legal a la licencia por maternidad, incluso a prolongarla, con o sin pago, pero cuando las oportunidades de empleo disminuyen y la competencia aumenta, la duración de una licencia de maternidad puede ser un punto clave para retener el empleo e, incluso, para avanzar en él.

Por supuesto, a los niños hay que tenerlos y luego, generalmente, amamantarlos un tiempo mínimo. De lo que se trata es de cuánto podemos prolongar esa ausencia del trabajo sin perjudicar sensiblemente nuestra situación laboral.

Hasta hace muy poco, era común que las mujeres abandonaran el trabajo al tener el primer hijo para dedicarse completamente a su cuidado. Algunas ya no regresaban más al mercado laboral; otras se reintegraban cuando los hijos estaban suficientemente grandes.

Sin embargo, con el salario de la mujer formando cada vez parte más fundamental del ingreso familiar, las mujeres muestran una marcada inclinación a aprovechar el derecho a la licencia de maternidad para asegurarse la recuperación del empleo.

No siempre son factores económicos los que se encuentran detrás de una decisión tal. Con las reivindicaciones femeninas de los últimos veinte años, ha aparecido un nuevo tipo de mujer, la que tiene ambiciones profesionales y no quiere que la maternidad se convierta en un impedimento para su carrera.

Tanto si se trata de consideraciones puramente económicas o de avance profesional, una mujer tiene que pensar cuidadosamente cuánto tiempo se puede estar ausente de su trabajo a causa de la maternidad sin que sus intereses resulten seriamente lesionados.

 

Consideraciones económicas

Aunque muchas veces la ley o los beneficios prevean un tiempo igual de licencia de maternidad antes y otro después del parto, muchas mujeres se inclinan por la acumulación de ese tiempo para después del nacimiento de sus hijos.

Esto se debe en parte a la natural tendencia de toda mujer a querer cuidar personalmente de su hijo. En parte a que el sistema de cuidado de lactantes es por lo general tan deficiente en nuestros países que la madre prefiere ocuparse del niño ella misma durante su período de vida más crítico y más vulnerable en todos los aspectos.

Como cada vez hay más mujeres que no pueden contar con la ayuda de su madre o algún pariente para ocuparse del recién nacido, y como el sistema público no es capaz de absorber toda la necesidad de cuidado para lactantes, muchas mujeres se ven obligadas a contratar los servicios de una guardería privada. Servicios que son frecuentemente caros.

Ese es un punto importante a la hora de reflexionar sobre si regresar al trabajo en cuanto expire la licencia de maternidad o solicitar que se la prolonguen. ¿Compensan los ingresos por el trabajo los costos adicionales del cuidado infantil? ¿Vale realmente la pena, económicamente hablando, dejar al recién nacido al cuidado de extraños?

Para muchas mujeres, especialmente las empleadas del comercio y de oficinas del sector privado, la cuestión no admite dudas. A no ser que se tenga otra alternativa. Pero también es cada día más frecuente que las mujeres, calificadas o no, prefieran seguir trabajando a dedicarse a su hogar. Además de que muchas otras no quieren que la maternidad sea un impedimento para avanzar en su carrera. Para estos dos últimos tipos de mujeres, la duración de la licencia de maternidad puede tener una importancia crucial.

 

¿Qué hacer a este respecto?

Es importante valorar a la hora de considerar cuándo regresar al trabajo que existe un peligro latente en dejar el puesto por un tiempo muy prolongado, ya que el empleador puede encontrar a una suplente que resulte tanto o más efectiva.

La compañía en que se trabaje puede comenzar nuevos proyectos, a veces dependientes de nuevos contactos, que demanden una total dedicación de la sustituta. En estos casos, resulta comprensible que, aunque la mujer sea readmitida en el empleo, ya no alcance la misma relevancia de antes y afecte su carrera profesional.

Otros empleos, sin embargo, son de una especialización tan alta, que los empleadores son capaces de ofrecer todo tipo de garantías con tal de conseguir que la profesional luego de su licencia de maternidad.

Es necesario, entonces, que cada trabajadora analice su situación en particular para poder determinar qué paso dar.

 

 

 

 

 

Otros temas relacionados

Qué debe evitar la mujer embarazada al trabajar?

Modelos de cartas de diversos tipos de permisos

Lo que no se debe hacer al buscar empleo

Lo último para encontrar empleo: El vídeo currículum digital

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*