Lo más reciente

¿Cómo evitar lesiones en la oficina?

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

En la actualidad, la mayoría de nosotros nos preocupamos por alimentarnos bien, hacer ejercicio etc., pero nos olvidamos que la postura también incide en nuestra salud.  

Muchas veces pasamos horas en la oficina en sillas inadecuadas y al final del día nos duele la espalda o el cuello sin saber exactamente la causa de dicho dolor.

Según estudios realizados, una gran cantidad de trabajadores alrededor del mundo  presentan lesiones en la espalda y otras partes del cuerpo debido justamente a muebles de oficina y otros aspectos  (altura de la pantalla del ordenador, altura del escritorio, etc) que ocasionan malas posturas que, a mediano y largo plazo, afectan de forma negativa el organismo.

Para evitar esta situación, existe la ergonomía; una disciplina científica que procura la salud, seguridad y comodidad para mejorar el desempeño laboral, traduciéndose en menos lesiones y enfermedades de carácter profesional.

Nos vamos a referir a las reglas que debemos tomar en cuenta si trabajamos en oficinas donde la mayor parte del tiempo estamos sentados.

 

La silla adecuada

Lo primero es evaluar la altura del asiento de la silla, que debe ser regulable ya< no todos tenemos las mismas caracte cas físicas. La persona debe sentarse conl pies planos sobre el suelo y los muslos posición horizontal con respecto al cuerpo formando un ángulo de aproximadame 90 grados.

Si la silla es muy alta se produce una compresión en la cara inferior de muslos, y si el asiento es demasiado bajo, área de contacto se reduce exclusivamente a los glúteos, provocando compresión vascular y nerviosa, esto muchas veces se traduce en adormecimiento u hormigueo en nuestras piernas.

El respaldo de la silla también debe ser regulable en altura y ángulo de inclinación.  Si en el trabajo no nos dan una silla con soporte lumbar, existen los portátiles, que podemos utilizar en nuestra silla de trabajo y en el carro. El respaldo de la silla debe llegar hasta la parte media de la espalda, debajo de los omoplatos, y no debe ser demasiado ancho en su parte superior para no restar movilidad a los brazos.

Sería recomendable que el material del asiento de la silla fuera de tela fresca y flexible, y que tenga un acolchamiento de 20 mm de espesor como mínimo. Es mejor evitar los materiales deslizantes.

Los apoyabrazos son recomendables para dar sostén y descanso a los hombros y a los brazos, aunque su función principal es facilitar los cambios de postura y las acciones de sentarse y levantarse de la silla.

El asiento debe tener una superficie casi plana y el borde delantero redondeado para evitar la compresión en la parte inferior de los muslos.

 

El monitor, el mouse y el teclado

El monitor debe estar a una distancia de entre 60 y 90 cm, que en la práctica podemos medir estirando nuestros brazos; si tocamos el monitor quiere decir que está muy cerca. También debe tener una inclinación de cerca de 15 grados para la correcta acomodación de los ojos. Cuando estamos escribiendo, el teclado debe estar de tal manera que las muñecas estén en posición neutral.

El mouse debe estar a la misma altura del teclado y debemos cambiarlo de posición para usar ambas manos. Esto puede tomar algo de tiempo para acostumbrarnos, pero nos evitará lesiones por so-breuso, como el síndrome del túnel del carpo.

Siempre el tronco debe permanecer erguido frente al plano de trabajo y lo más cerca posible, manteniendo un ángulo de codos y rodillas de alrededor de los 90 grados. La cabeza y el cuello deben estar siempre rectos, evitando las posiciones extremas como flexionar o extender demasiado el cuello, que a la larga pueden producir tortícolis y espasmos musculares dolorosos.

 

Al levantarse

No pasemos más de una hora sentados, pues en esta posición hay más presión en la columna lumbar, por lo que siempre recomiendo a mis pacientes que se levanten y hagan estiramientos de las diferentes partes del cuerpo para así evitar dolores en áreas como el cuello y la región lumbar.

Para tener una certeza de que estamos realizando las actividades laborales de manera adecuada, lo recomendable es hacer un estudio de cada puesto de trabajo para saber qué hay que cambiar o mejorar y así tener ambientes laborales saludables.

 

 

 

 

Otros temas relacionados

Los recursos humanos y la ergonomía

 

¿Cómo reactivarse durante la jornada laboral?

 

¿Cómo evitar que la oficina o nuestro trabajo nos enferme?

 

¿Qué hacer en caso de un mobbing?

 

¿Sufre del síndrome de “burnout”?

 

Qué es el síndrome “boreout”?

 

Le resulta aburrido su trabajo? Adopte nuevas soluciones

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*