Lo más reciente

Causas de endeudamiento ¿Cómo evitarlas?

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

Hace un par de meses realicé un seminario para un grupo grande de personas y me causó gracia yalavezme puso apensarlo queme dijo un participante:

“¡Oiga, este curso me enseñó mucho, pero… debí tomarlo hace 20 años, pues tengo demasiadas deudas!”.

Cometemos errores financieros de los que muchas veces somos 100% responsables. Aprender con dolor puede ser muy eficaz y transformador

En mi curso solicito opiniones sobre las causas más frecuentes de deudas y lo que sale lo clasificamos en “causas atribuibles a mí mismo” y “causas fuera de mi control” y al final casi todos concuer-dan en que la mayor cantidad de causas tiene que ver con sus decisiones, manera de administrar el dinero, la manera en que concibieron y vivieron la vida y sus prioridades. Claro que siempre aparecen otras razones externas a uno mismo.

Es bueno analizar un poco las causas que con más frecuencia nos llevan aun endeudamiento crónico. Podríamos dividirlas razones en aquellas atribuibles a mí mismo y a mis decisiones, tales como:

  1. Divorcio.
  2. Vivir como si todo fuera eterno.
  3. Estrategias inadecuadas de manejo del dinero.
  4. Juego patológico (ludopatía).
  5. Falta de ahorro.
  6. Ignorancia en temas financieros.
  7. Usar dinero que nos podría llegar pero que no nos ha llegado.
  8. Ausencia de comunicación en pareja sobre el dinero y su empleo.
  9. Reducción repentina de ingresos.
  10. Enfermedad e incapacidad. Esta última razón a veces es producto de malas decisiones o conductas de riesgo.

 

El divorcio puede ser una causa de graves y grandes problemas financieros si usted nunca ha pensado que podría ocurrir. Esto puede ser carísimo y devastador. Revise el estatus de sus propiedades y cuentas, pero mejor aún, cuide su relación de pareja. Eso seguro es más barato.

Si usted tiene dinero o un buen trabajo, cuídelos; pero también es necesario que piense que podría perderlo o ganar menos si se incapacitara. Ajustarse ala nueva realidad es imperativo en ese caso para evitar caer en un endeudamiento dañino.

No tener control de los gastos y desconocer cómo se le escapa el dinero entre los dedos es simplemente no tener buenas estrategias para su manejo. Planifique el uso de su dinero, estableciendo un presupuesto en el que las prioridades, contingencias y necesidades estén bien definidas.

El juego puede ser adictivo y convertirse en una salida violenta de fondos que le llevará a la ruina, pues los promotores del juego siempre le hacen fácil el camino de la deuda. Lotería, casinos, caballos, dados, ruleta, son los instrumentos del demonio del juego. Busque ayuda si ya gasta muchos dólares por semana en juegos de azar.

No tener ahorros hará que tenga que pedir prestado ante el mínimo problema, emergencia o contingencia, y si continúa con su ritmo de gastos descontrolados,

pues le veo pidiendo más dinero prestado y hundiéndose a mayor velocidad en un mar de deudas. Guarde como la cigarra y viva gastando con control. Piense en invertir sus ahorros.

La falta de una cultura financiera le hará meterse en dificultades. Aprenda sobre temas financieros preguntando, leyendo artículos y libros. Lea muy bien antes de firmar documentos, compare precios y condiciones, y solicite explicaciones a quien se las pueda pedir.

Mucha gente se compromete financieramente presumiendo que una suma determinada llegará a sus manos en un momento y lugar determinado (pago de cheques, lotería, sobretiempos, bonificaciones, etc.), pero luego esto no se materializa y, de pronto, lo que iba a ser ingreso es ahora una nueva deuda, pues no llegó el dinero o los fondos cuando los esperábamos. Manéjese siempre con dinero en la mano o en la cuenta y no con dinero que está en el aire.

Si usted cree en el ahorro y el control del gasto y su pareja no cree en ello, converse mucho para que en algún momento él o ella comulguen con usted en cuanto a dichos valores. No hacerlo puede llevar a una separación, a peleas por dinero. También converse sobre temas financieros familiares con sus hijos. Tener seguros que le protejan en vida y a su familia cuando usted no esté puede ser una forma inteligente de protegerse de una pérdida o reducción repentina de ingresos. El ahorro también ayuda en esta tarea. Cuide su salud y la de los suyos y evite correr riesgos innecesarios.

Viva siempre de acuerdo a sus reales posibilidades.

 

 

Conozca también

Los problemas que enfrentan los circulos de calidad

La Internet y su impacto en las empresas y en los recursos humanos

¿Buscas empleo? Cuidado con lo que pongas en la Internet

Consejos para el correcto uso del correo electrónico

El uso del buzón de voz y el correo electrónico desde la perspectiva de los recursos humanos

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*