Lo más reciente

¿Qué significa actualmente un buen empleo?

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

Hasta antes del siglo XVIII, un empleo era sinónimo de supervivencia. En pocas palabras, si no se trabajaba no se tenía sustento ni refugio a menos que se fuera hijo del rey, de los señores feudales o de la corte de algún emperador.

Sin embargo, todo cambió con la revolución industrial, ya que, al aumentar la producción, el ser humano tuvo la oportunidad de exponer su creatividad en nuevas áreas, disciplinas y tareas.

Fue, en ese momento, de seguro, cuando surgió la siguiente interrogante “Cubierta la necesidad de supervivencia, ¿Puede el trabajo brindarme alguna otra satisfacción?

La respuesta es sí, a pesar de las crisis económica (y de empleo) que afecta hoy en muchos países, ya que se puede elegir cuál será el camino a tomar para ganarse el sustento en la cada vez más variada gama de empleos.

Un puesto de trabajo ha dejado de ser una rutina para convertirse en un punto de desarrollo, tanto personal como intelectual, pero ¿En qué aspectos ayuda a una persona?

 

Aspectos que un buen empleo debe brindar

Oportunidad El valor de un buen empleo está en su significado en la oportunidad que pueda brindar a una persona de crecimiento, capacitación, desarrollo personal, desarrollo profesional, nuevos retos, estipendio según actitudes, habilidad, conocimiento, destreza y experiencia (si la tiene), nuevas responsabilidades, sentido de pertenencia, sentido de logro, y sentido de aprecio y valor (que fortalezca su autoestima).

¿Puede una empresa darle todo esto a un individuo? Sí, pero, esto estará en parte sujeto a la actitud, desempeño y rendimiento del empleado y a una buena estrategia de la empresa para potenciar y retener el talento. El valor de un empleo estará entonces, para algunos, en obtener las oportunidades para satisfacer las necesidades de logros y autorrealización, según el sueño o idea que tengan de ellos mismos. Esto se descubre con los años. Si se pone atención.

 

Propósito Existe algo adicional que requiere el hombre moderno en un buen trabajo: significado de existencia (propósito). Sin embargo, esto no se lo puede dar la empresa o el empleador. Es algo que depende de él mismo. Aunque no todos piensan conscientemente en esto, es lo que estimula a muchos a despertar contentos y con buen ánimo los lunes por la mañana. Tienen un propósito, una visión positiva de su propio futuro y están convencidos de que la única forma de alcanzar esa visión, es trabajando. Pero no trabajan por trabajar sino que sus esfuerzos están orientados por un sentido de destino que los impulsa. Claro que un buen trabajo ayuda a la persona a que pueda determinar más claramente su propósito.

 

Desarrollo Un empleo es, entonces, un lugar donde puedo satisfacer mi sentido de propósito, de obtención de recursos (económicos e intelectuales), permitiéndome prosperar en todas las áreas de mi vida y de desarrollarme. Para algunos, será en la empresa de otras personas, y para otros, en crear la propia.

 

Es importante que la persona pueda determinar, por sí misma, cuando un empleo no llena sus espectativas para poder buscar otro que pueda brindarlo, ya que si no, quedará estancada y al final frustada sin sentido de propósito y sin poder desarrollar todo su potencial.

 

En la búsqueda de ese empleo

Lo primero que una persona que está buscando un empleo que le brinde oportunidad, propósito y desarrollo es preocuparse por su presentación o mejor dicho su curriculum vitae el cual debe contener una serie de información que abajo se detalla:

  • Una hoja de vida actualizada. Recomendada en formato digital también.
  • Números telefónicos idóneos donde se le pueda llamar o dejar recados. Preferiblemente de gente que sí lo conozca y lo aprecie, para que le avise que lo llamaron para una entrevista.
  • Dirección de correo electrónico. Esto indica que ya ha manejado computadoras.
  • Escolaridad media (último año de preparatoria) o estudios superiores terminados -preferible-.
  • Buena actitud. Demostrarla preferiblemente cuando está delante de las tareas por hacer y de los clientes.
  • Buen carácter. A los amargados, a los quejumbrosos y a los que tienen problemas con las autoridades, nadie los quiere.
  • Orientado al servicio al cliente. Conciencia de que el cliente es el que paga el salario de todos. Puntualidad. No es negociable en ningún lado o rincón de este universo. Dispuesto a asumir retos.
  • Disponibilidad para aprender y fecibir instrucción..
  • Diligente. ¿Has visto al hombre diligente? Junto a los reyes y gobernantes estará. (Proverbio de la Biblia). Trabajador, esforzado.
  • Dominio del idioma inglés. Para que en el futuro no se pierdan buenas oportunidades… Promoción Si ya ha trabajado anteriormente:
  • Experiencia anterior detallada por objetivos de trabajo. Si fue jefe o gerente, esto es muy importante, porque le permite a la empresa tener una ¡dea de su capacidad de responsabilidad en el empleo anterior.
  • Carta de trabajo de los empleos anteriores. A algunos oficiales de reclutamiento les gusta verlas para poder llamar a las empresas y preguntar por su historial.
  • Referencias pensonales. Preferiblemente de anteriores jefes.

 

 

 

 

Otros temas relacionados

¿Qué hacer en caso de un mobbing?

¿Cómo manejar un seductor de oficina?

¿Cómo evitar que la oficina o nuestro trabajo nos enferme?

La ética y sus implicaciones en la gerencia moderna

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*