Lo más reciente

Haz tu autoevaluación y supérate

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

Cada cierto tiempo, debemos analizar, desde el punto de vista profesional, si estamos realizando nuestras tareas de forma adecuada, si estamos cumpliendo con los objetivos y si seguimos nuestra meta..

En pocas palabras, es necesario preguntarse: ¿Cuáles son nuestras metas y planes y cómo podemos alcanzarlas? ¿Cuál ha sido el desempeñado en nuestro trabajo diario últimamente y qué objetivos queremos alcanzar?

Estas son las incógnitas que podríamos tratar de descifrar.

Pero valorarnos nosotros mismos no es suficiente, adicional hay que solicitar asesoramiento u opiniones sobre el tema con compañeros, jefes, clientes, amigos, profesores, otros.

Contabilizar cuántas reuniones hemos participado, en qué capacitaciones y qué hemos aportado a la empresa de forma cuantitativa.

Las claves para que nos recuerden o nos consideren para los planes de la compañía es nuestro aporte en cantidad de clientes, base de datos, mayor productividad, logros anuales y cualitativa (actitudes, valores personales). Esta entonces es una forma de medición de nuestro desempeño y una oportunidad de apreciación de nuestra imagen profesional.

Otra opción es investigar qué ofrece el mercado laboral actual, si tenemos las competencias para poder seguir en la carrera profesional o empezar una nueva. Si queremos cambiar de trabajo, aplicar a otra posición, cuáles son las tendencias del futuro próximo.

Para dilucidar estas y otras interrogantes recomendamos en este caso hacernos un análisis FODA personal donde ubicaremos nuestras fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas en los planos personal y profesional.

Dentro de las fortalezas, encontramos todo lo positivo de nuestro trabajo, personalidad, trayectoria y esos elementos que nos hacen ser únicos y diferenciarnos de los demás fortalezas son controlables por nosotros mismos y se incluyen valores como: puntualidad, respeto, liderazgo, ética. Un buen servicio al cliente, trabajo bajo presión, cuidado del aseo personal y de la imagen que transmitimos a los compañeros, jefes y clientes.

Las oportunidades son esos factores incontrolables. Nuevas posiciones, contactos con nuevos clientes internos y externos, ascensos laborales.

Si definitivamente deseamos otra plaza hay que trabajar en ello, haciendo una eficiente y puntual hoja de vida, revisar el vestuario que usaremos para las entrevistas, ponerlos al día con algún programa o tema relacionado la futura posición. Debemos investigar todo lo que podamos de la vacante que se presenta y de la cultura de la empresa.

Si analizamos esto, podemos empezar a reconocer si hemos cumplido o no y empezar un plan para lograrlo..

 

 

 

 

Conozca también

La Internet y su impacto en las empresas y en los recursos humanos

¿Buscas empleo? Cuidado con lo que pongas en la Internet

Consejos para el correcto uso del correo electrónico

El uso del buzón de voz y el correo electrónico desde la perspectiva de los recursos humanos

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*