Lo más reciente

Los trastornos traumáticos acumulativos desde el punto de vista laboral

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

Los trastornos traumáticos acumulativos también se conocen como lesiones (enfermedades o síndromes) por estrés (tensión) reiterado.

Los trastornos traumáticos no hacen referencia a un único trastorno, sino a una amplia variedad de males, desde el síndrome del túnel carpal, que suele afectar a las muñecas de los usuarios de teclados de PCs, hasta el codo de tenista, pasando por dolores de brazos y hombros.

El número de trabajadores que padecen estos trastornos ha aumentado drásticamente en los últimos años.

En 1983, había menos de 50.000 trabajadores diagnosticados con estos trastornos. En 1993, el número alcanzó los 302.000. La Oficina de Estadísticas Laborales estima que estas lesiones han aumentado un 770 por ciento durante la última década.

Además de su mayor incidencia, los costes relacionados con estos trastornos son impresionantes. La Oficina de Contabilidad General afirma que estos traumas cuestan a los empresarios privados más de 60.000 millones de dólares anuales.

La Administración de Seguridad e Higiene ha propuesto estándares laborales ergonómicos como un medio para reducir este tipo de trastornos. La ergonomía es una joven ciencia que se centra en adaptar las condiciones laborales a las necesidades de comodidad y seguridad de los empleados.

Los estándares propuestos por la Administración exigirían la educación de los trabajadores para que pudieran reconocer los primeros síntomas de estos trastornos traumáticos, establecer un proceso para informar sobre ellos e instaurar controles para reducir su incidencia.

Por ejemplo, las empresas pueden necesitar fabricar herramientas de diversos tamaños de forma que los trabajadores puedan elegir la que más se ajusta a su estilo de trabajo. Muchos empresarios han criticado duramente estos estándares propuestos, estimando que los costes de su cumplimiento ascienden a 21.000 millones de dólares anuales.

Este precio estimado es muy elevado y a las empresas les preocupa que el cumplimiento de los estándares pueda afectar negativamente a la productividad y competitividad estadounidenses. Dada la oposición de las empresas y la atención que está prestando el Congreso para mantener al gobierno fuera de las actividades empresariales, parece poco probable que los estándares ergonómicos pasen a ser, en breve, una ley federal.

En efecto, puede haber otras buenas razones para retrasar las normativas propuestas. La relevancia de los trastornos acumulados es una cuestión muy discutida. Existe un gran debate sobre las estadísticas que se dan sobre estos traumas. Los abogados laboralistas afirman que las cifras subestiman el alcance real del problema, por falta de diagnóstico a muchos trabajadores o porque éstos siguen trabajando lo mejor que pueden.

Los grupos de presión empresariales sostienen que se ha exagerado el problema, en parte por culpa de los medios. Resulta interesante que haya una controversia parecida en la comunidad médica. Por ejemplo, un médico que ha tratado a más de 900 trabajadores por trastornos traumáticos acumulativos afirma que sólo el 20 por ciento de estos pacientes tenía un trastorno neuromuscular.

Además, afirma que el 80 por ciento restante puede tener los síntomas, pero que la causa no es el lugar de trabajo. En la misma línea, un cirujano ha afirmado que muchos trabajadores que se quejan de padecer estos trastornos no son empleados modélicos y que, a menudo, un acontecimiento, como una reprimenda o una valoración negativa del rendimiento, precede a la visita médica. También resulta interesante señalar que se han interpuesto numerosas demandas contra los fabricantes de teclados de PCs, pero que ningún demandante ganó un juicio hasta 1996.

A pesar de la inexistencia de estándares para regular la ergonomía en el trabajo, las empresas pueden conseguir un importante ahorro de costes si intentan evitar estos trastornos. por ejemplo, considérese el planteamiento de la U.S. Automobile Association (USAA), una empresa de seguros con sede en San Antonio. Desde 1992, más de 20.000 trabajadores de USAA recibieron formación en ergonomía y 7.200 recibieron asesoramiento individual sobre el tema. La empresa también ofrece a los empleados muebles ajustables y teclados ergonómicos En 1998, la empresa recibió un premio por su sobresaliente ergonomía en las oficinas. Lo que es más importante, los desembolsos generados por los trastornos musculares se redujeron del 66 al 48 por ciento de los pagos por compensación a trabajadores de la empresa.

Aunque el cumplimiento legal no es una cuestión actual, las organizaciones socialmente responsables debieran ser conscientes de estos trastornos y de sus causas más probables.

Los directivos deben dar los pasos necesarios para reducir estos trastornos educando a sus trabajadores y alterando la disposición física del lugar de trabajo si fuera necesario.  A continuación un modelo de lista que se puede utilizar.

Evitar los trastornos traumáticos acumulativos: lo que hay y lo que no hay que hacer

Hay que:     No hay que:
Descansar (cada 20 minutos). Hacer demasiados movimientos repetidos con las manos y brazos.
Estirarse y relajarse por el lugar de trabajo (una vez por hora). Tener continuamente las muñecas dobladas.
Mantener y mejorar la forma física. Agarrar objetos continuamente.
Mantener una buena postura cuando se trabaja con un PC. Trabajar en una postura extraña.
Sentarse erguido. Ejercer mucha fuerza con los brazos y manos.
Poner los pies en posición horizontal sobre el suelo.
Doblar los codos en un ángulo cómodo.
Sentarse a unos 30-40 centímetros de la pantalla.
Poner los documentos a la misma altura y ángulo que la pantalla

La reducción de estos trastornos podría formar parte de un programa voluntario de protección de la organización. La Administración de Seguridad e Higiene reconoce que el simple cumplimiento de los estándares federales no significa que una empresa tenga una verdadera orientación hacia la seguridad de sus trabajadores. La Administración inició, en 1982, un Programa Voluntario de Protección como forma de reconocimiento a las organizaciones con programas sobresalientes de seguridad e higiene. ..

 

 

Conozca también

La Internet y su impacto en las empresas y en los recursos humanos

¿Buscas empleo? Cuidado con lo que pongas en la Internet

Consejos para el correcto uso del correo electrónico

El uso del buzón de voz y el correo electrónico desde la perspectiva de los recursos humanos

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*