Lo más reciente

El arte de saber escuchar en el mundo de los negocios

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

En este mundo globalizado la habilidad de ser un buen comunicador es altamente valorada.  Sin embargo, la habilidad de “saber escuchar” es tal vez aún más importante y, a la vez, difícil de desarrollar

El buen comunicador que no sabe escuchar corre el riesgo de expresar en forma elocuente cosas que no le interesan a su interlocutor privando a éste de recibir informaciones y conocimientos que requiere o hasta puede decir cosas que no le convienen del todo.

Ahora nos preguntamos ¿Por qué no resulta tan fácil desarrollar la habilidad de saber escuchar?

Muchos investigadores del tema indican que nuestra cultura, desde los filósofos de la antigüedad hasta la actualidad, ha dado gran énfasis a la comunicación escrita (literatura, poesía, etc) y  hablada (oratoria).  Es decir, se ha concentrado en el arte de expresar el pensamiento, pero se ha descuidado en desarrollar elarte de escuchar.

Otro aspecto, tal vez más contemporáneo, es el hecho que,en la actualidad, debido a la frenética actividad humana, donde hay que hacerlo todo para ayer, pareciera que no existiera tiempo para escuchar.

.

Errores a la hora de escuchar

Mucha gente centra su atención en lo que va a decir una vez termine de hablar la otra persona sin prestar mucha atención en la información que está recibiendo ni mucho menos en reconocer el tono o los matices emotivos utilizados por la otra persona.

Además de ese error, existen otros que se deben evitar si queremos escuchar con verdadera atención y que detallamos a continuación:

  • Observar sólo lo externo sin tomar en cuenta el contenido.
  • Interrumpir constantemente al que habla para hacer algún señalamiento
  • Concentrarse en una porción del mensaje sin darle importancia a su totalidad.
  • Adaptar todo a una idea preconcebida.
  • Prescindir de escuchar lo que resulta difícil.
  • Permitir que las emociones bloqueen el mensaje.
  • Ponerse a pensar en nuestros problemas en lugar de concentrarse en lo que se escucha.

.

Características que no permiten escuchar bien

Otro aspecto que es necesario tomar en cuenta son las características propias de cada uno. En este sentido, se debe superar las siguientes características para ser un buen escucha

Timidez. Los tímidos tratan de atraer la atención de los demás. Si no lo logran, se sienten menospreciados, y se vuelven resentidos, callados y apáticos. Su actitud les impide recibir el mensaje. Y por eso se les hace imposible escuchar bien.

Nerviosismo. Si se pone muy nerviosa y se preocupa demasiado antes de una función social, entonces no podrá escuchar a nadie. Los estudios sicológicos han demostr