Lo más reciente

Marca empleadora: Una estrategia para la adquisicion de talentos

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

Toda empresa u organización, llámese de negocios, financiera, administrativa, de comunicaciones, etc. está sedimentada por pilares que sostienen su funcionamiento.

Uno de esos pilares lo conforman el departamento de Recursos Humanos, el cual se encarga de reclutar a los profesionales con las características ideales y requeridas para lograr los objetivos dispuestos por la empresa.

Naturalmente, a estos colaboradores se les inculca la creación de valores, que a su vez es forjado por la compañía en función de su estatus y lo que quiere ser para sus clientes y empleados.

Por ejemplo, un restaurante de comida rápida es líder en el mercado por tener el pollo más crujiente y delicioso, creando una marca tan personal y única como la receta original para hacer el pollo. Sus clientes confían en ello y sus empleados tienen la fuerte convicción de cocinar el mejor pollo de todo el mercado.

Ese valor al que nos referimos es creado precisamente por cada uno de los empleados, por lo tanto, el objetivo es atraer y posteriormente retener a esos creadores de valor, dándoles la satisfacción requerida. No obstante, la palabra satisfacción era hasta hace algunos años sinónimo de aumentos salariales.

Un profesional podía irse a otra compañía que le ofreciera una mejor oferta salarial, sin importar qué empresa fuera y a qué se dedicara, lo que provocaba una fuerte rotación en determinadas profesiones.

Hoy no es raro ver a un profesional de la educación trabajando en una central de llamadas o a un licenciado en administración en la rama del turismo. Este fenómeno lejos de crear un sentido de pertenencia, limita la creación de valor que le permita al empleado sentirse identificado con la marca, pues no hay nada que lo fidelice más allá del dinero. Aun así las empresas están a tiempo de reorientar de alguna manera su forma de crear marca.

 

¿Qué es la marca empleadora?

Según Mikel Cuartera, experto en temas de RH, un nuevo concepto de empresa ha de abrirse camino en los próximos tiempos: el concepto de “Marca empleadora”.

Una marca empleadora debe transmitir la propuesta de la empresa, el significado de trabajar allí, las posibilidades de desarrollo, los beneficios que se obtienen y el excelente clima laboral con el que goza la organización. Por ello en el momento de reclutar a los candidatos estos deben coincidir con los mismos valores, con la estrategia que sigue, sus buenas prácticas, entre otros temas.

Algunos puntos clave para lograr que esta estrategia tenga los resultados que buscamos son los siguientes:

  • Un mensaje realista. Debe ser honesto con sus empleados y clientes..
  • Valorización empresarial. Consolide una propuesta de valor muy clara que le permita diferenciarle del resto de las demás empresa. Cuando el mercado está saturado de organizaciones parecidas a   . la suya, su salvavidas será los beneficios y virtudes en cuanto a productos (clientes) y clima laboral (empleado).
  • Empresa, producto y marca empleadora se complementan. Estos tres pilares coexisten en un mercado en el que están presentes la competencia, la oferta y la demanda. La marca siempre ha sido una pieza clave para la atracción de talento. Las marcas nos “marcan” y nos posicionan en el mercado de negocios y en el laboral..

 

 

 

 

Conozca también

La Internet y su impacto en las empresas y en los recursos humanos

¿Buscas empleo? Cuidado con lo que pongas en la Internet

Consejos para el correcto uso del correo electrónico

El uso del buzón de voz y el correo electrónico desde la perspectiva de los recursos humanos

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*