Lo más reciente

Qué es el coaching ejecutivo?

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

El éxito de todas las organizaciones depende básicamente de varios pilares siendo uno de ellos la experiencia y la preparación académica de sus colaboradores, pero existe un tercer elemento que, muchos expertos, consideran clave y es la actitud.

Para potenciarla, muchas organizaciones han recurrido al ‘coaching ejecutivo.  Sin embargo, surge la siguiente interrogante: ¿Qué es, en realidad, el coaching ejecutivo?

El coaching ejecutivos y el desarrollo de talentos

Las grandes empresas valoran una serie de competencias (habilidades y aptitudes) que consideran necesarias para el logro de sus metas organizacionales, pero, entonces, ¿Se pueden mejorar, pulir o desarrollar competencias en un individuo?

Si es posible trabajar las competencias de los ejecutivos de alto potencial  para alcanzar sus resultados mediante el coaching; término que tiene su origen en el mundo del deporte, y significa conduciendo o entrenando.

Y es que el coaching se trabaja a través de un coach que tiene la capacidad, la competencia y la experiencia para observar desde afuera cómo el ejecutivo o directivo está encarando los desafíos para alcanzar sus resultados.

En otras palabras, el coach es un especialista que da soporte a los ejecutivos o talentos de una organización para orientarlos, pero sobre todo para darle una nueva mirada a las situaciones con las que lidian dentro de la empresa. Entre sus funciones se puede mencionar:

  • Facilita que la gente viva una mejora continua.
  • Da la capacidad para identificar los verdaderos problemas.
  • Permite tomar conciencia de -las diferentes formar de ver las cosas, de interpretarlas, pues “cada persona es un mundo”.
  • Desarrolla la habilidad para diseñar conversaciones que generan avance y resultados.
  • Facilita los procesos de cambio.

 

Cómo puede ayudar el coaching ejecutivo

Existen diversas situaciones en las que el coaching puede ayudar y es que  todo el mundo tiene puntos de ceguera. Cada quien desarrolla un modelo mental desde la primera infancia, determinado por la cultura familiar, social o geográfica; pero, muchas veces los ejecutivos, gerentes o directores de una organización pueden toparse con que no les resulta la forma en la que han estado trabajando y encuentran límites; mediante el coaching logran una nueva mirada a las situaciones. Se identifica la brecha entre dónde estás y dónde quieres estar y qué puedo hacer para llegar ahí.

Las sesiones de trabajo con ejecutivos tienen una duración de una hora aproximadamente, la periodicidad es variable y son de carácter confidencial. Estas sesiones no tienen que ser presenciales, la tecnología hace posible realizarlas a través de una llamada telefónica y una cámara por medio de programas como Skype o Webex. La duración del coaching puede variar según los objetivos de la organización; puede ser de mínimo un año.

Es importante observar que el cambio lleva tiempo, no se puede generar en menos de tres años.  No obstante, temas como el desempeño se pueden empezar a visualizar el primer año.  Esto no implica que allí deba estar el coach tres años, pero sí implica disciplina de tres años para el coachee, y un coach lo puede acompañar con cierta frecuencia”.

Es necesario, además, efectuar una revisión entre el perfil del coachee y el coach para que haya afinidad y buena comunicación. De allí que quienes imparten el coaching sean individuos con un mirada transcultural y que han tenido posiciones de alta dirección en empresas internacionales, y a su vez están capacitados como coach.

El rol del coach no es dar consejos ni brindar una solución ya  hecha; su función, más bien, es enfocar al cliente en la obtención de resultados, por lo que mantendrá una escucha activa, imparcíal, sin criticar ni juzgar. Su misión será ayudarlo a encontrar sus propias respuestas.

El coaching, aunque utiliza recursos de la psicología, es un proceso diferente en el que se lleva al individuo a descubrir nuevas formas para desarrollar sus competencias, a darse cuenta de que existen maneras nuevas de hacer algo que quizás no podía desarrollarlas como venía trabajando, ya sea en su vida personal o laboral.

 

Entrenando con el coach

Es necesario saber que  un individuo no puede avanzar en la mejora de sus competencias si antes no resuelve sus temas personales. Uno de los males de estos tiempos es creer que la vida personal es una cosa y la profesional es otra, somos uno, la misma persona.

En las sesiones el coach está abierto a trabajar temas personales para ayudarle a encontrar respuestas y a partir de allí ir al campo laboral.

Otro punto importante que se aborda en el coaching  es aceptar la propia naturaleza, y a partir de ello uno puede alinearse estratégicamente con sus metas. Demasiadas veces estamos tratando de forzar nuestra naturaleza hacia algo que pensamos que deberíamos ser, y es así como nos vamos distorsionando en el trabajo. Lo correcto sería alcanzar los objetivos respetando nuestra naturaleza”.

Un ejemplo típico es que en el mundo ejecutivo se sugiere que los individuos extrovertidos tienen mayor posibilidad de éxito hacia el liderazgo y tienen mayor influencia hacia las personas. Entonces muchas personas introvertidas tratan de adecuarse a este estilo creyendo que esto las va a beneficiar en su carrera, cuando está probado que los introvertidos tienen igual o mayor capacidad de liderazgo que los extrovertidos, porque tienden naturalmente a profundizar más, tienen más capacidad de empatia y observación para comprender lo que puede estar pasando con los otros, y de esta forma actuar en el momento necesario ampliando su influencia.

El coaching es un proceso de aprendizaje sobre uno; si bien a veces es difícil cambiar algunos comportamientos, es posible ser consiente de ellos, por ejemplo, un individuo autoritario quizás no sabe cómo su forma de gerenciar impacta negativamente en ia respuesta de su equipo, pero a través del acompañamiento de su coach puede descubrirlo y manejarlo.

 

Si recibirá un coaching ejecutive, recuerde

1-Verlo como una herramienta poderosa de desarrollo.

2- Siempre hay nuevas cosas que aprender, no lo sabemos todo.

3- Tener apertura para escuchar, confiar y cambiar.

4- No tenga pena en pedir ayuda a su coach si siente que no está progresando en algún tema laboral o personal. Expréselo, es confidencial y le ayudará atener una nueva perspectiva

 

 

 

 

Otros temas relacionados

El coaching: Ayuda para la transformación

El feedback y el coaching: Herramientas para el liderazgo

La ética y sus implicaciones en la gerencia moderna

Cómo tomar decisiones en el mundo organizacional

Buscar tema de recursos humanos

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*