Lo más reciente

Cómo promover la salud en la empresa

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

Crear un ambiente laboral saludable para su compañía es el primer paso para adecuar el bienestar a las necesidades de sus empleados.

Una encuesta de empleadores realizada en los Estados Unidos identificó los siguientes problemas como las principales precupaciones en torno de la salud: prevención de enfermedades crónicas, disminución del consumo de alcohol y el abuso de drogas, mejoramiento de la salud mental, y control de las infecciones, especialmente SIDA

Elabore su plan para disponer del tiempo, el dinero y los recursos necesarios. Recuerde que el liderazgo en todos los niveles es importante. Estos son algunos consejos que le resultarán útiles para la planificación:

Consejos para lograr una cultura de bienestar en una organización

Forme una “sociedad” entre la compañía y los empleados dedicados a promover los hábitos saludables y con-trolar los costes por salud. Hable con los empleados acerca de sus necesidades y sus gastos. Pídales su participación y apoyo. Destaque que cada individuo es responsable de su propia salud y que la compañía hará todo lo que pueda para apoyar los esfuerzos individuales. Aclare que toda la compañía —desde su presidente hasta la recepcionista— deben estar comprometidos con el esfuerzo.

Cree una comisión de promoción integrada por empleados de diferentes niveles  y conocimientos. Organice entrevistas o encuestas para determinar lo que el personal pretende, necesita y aceptaría. Pregúnteles cuáles son sus mayores preocupaciones en materia de salud o de los programas vigentes que ellos pretenden ampliar.

Identifique cuáles son los riesgos para la salud dentro de su compañía. ¿Cuántos empleados fuman, no utilizan cinturones de seguridad, y qué más hacen que pueda perjudicar su salud o protegerla? Pida a sus empleados que completen una evaluación confidencial para poder identificar dichos riesgos. Anote los costes de cada factor de riesgo y determine los gastos totales por enfermedades del personal.

Verifique sus datos. Examine la totalidad de pedidos de seguros por salud, el ausentismo y las licencias por enfermedad para poner a prueba las hipótesis o propuestas acerca de los programas de salud.

Asigne un espacio para la promoción de los planes de salud. Puede utilizar el boletín interno, carteles, panfletos, y otras fuentes de información. Ese material se puede obtener fácilmente en instituciones u organizaciones para la salud, hospitales y centros de educación física. Anuncie y comunique el programa con efusivi-dad. Utilice todo tipo de comunicaciones, incluso en los recibos de sueldo, memorándums, folletos, carteles y artículos en el boletín interno.

Enfoque sus programas hacia los problemas que representan un alto riesgo. Como el tabaquismo, el abuso de alcohol y la hipertensión. Concentre sus recursos en el personal que es responsable de la mayor parte de los costes por salud. Mantenga la confidencialidad de los datos obtenidos.

Delegue las responsabilidades en alguien que sea entusiasta y dinámico. Ubique a esa persona en un nivel accesible y relevante para la compañía. Mantenga el programa en vigencia: revíselo y ajústelo.

Promueva el control y los exámenes del estado de salud, como la presión arterial el cáncer, etc. Utilice procedimientos de control preventivo y exámenes médicos cada vez que sea necesario. Considere la posibilidad de auspiciar una conferencia anual sobre el tema dentro de la organización.

Proporcione incentivos financieros a los empleados que adoptan conductas saludables. Considere la posibilidad de reducir los aportes de los no fumadorees o de los usuarios de cinturones de seguridad. Ofrezca reembolsos por los seguros de salud y premios a los empleados o departamentos por prevenir la contaminación ambiental. Discuta con su proveedor de seguros la forma en que los empleados pueden reducir sus aportes.

Respalde las iniciativas para dejar de fumar Si bien los lugares de trabajo donde no se admite fumar son una norma aceptada en muchos países —e incluso ha comenzado a regularse legalmente—, algunas compañías aún no han aplicado métodos coercitivos para desalentar a los fumadores. Para hacer eso las empresas deben aplicar una variedad de estrategias, desde la prohibición abierta a los incentivos. Estas son algunas:

  • Incorpore solamente empleados no fumadores.
  • Ofrezca métodos o seminarios dirigidos por empleados o contratados acerca de cómo dejar de fumar.
  • Auspicie concursos o certámenes para los que intentan dejar de fumar y/o los no fumadores.
  • Establezca áreas restringidas para poder fumar dentro de la compañía y limite los horarios para hacerlo.
  • Elimine las máquinas expendedoras.

Promueva la alimentación sana Usted puede promover una alimentación saludable en el mismo lugar de trabajo, de la siguiente manera:

  • Asegúrese de que el menú de la cafetería incluya ensaladas de verduras frescas.
  • Solicite información sobre los ingredientes de las comidas que se sirven en la cafetería, incluyendo cantidad de grasas, calorías, sal y colesterol.
  • Dé órdenes de servir además del café común, café descafeinado, té u otras bebidas libres de cafeína.
  • Si se sirviera desayuno, éste debería incluir fru-! tas, panecillos y roscas.
  • Ofrezca la posibilidad de efectuar consultas para rebajar de peso.

Ofrezca información Ya sean saludables o n0, todos los empleados necesitan información y asesoramiento para orientarse hacia un estilo de vida más sano. La naturaleza de ese material informativo dependerá de qué es lo que los empleados quieran y necesiten saber y de la experiencia que la compañía pueda aportar. Los conocimientos se pueden impartir por medio de cursos, material escrito, disertaciones, distribución de folletos y temarios que abarquen el cuidado de la salud y el estilo de vida, como se indica a continuación.

  • Organice clases, seminarios o disertaciones acerca del SIDA, control del estrés, prevención de ataques apopléjicos y cardíacos, prevención y tratamiento del cáncer, enfermedades mentales, nutrición y estudios ergonómicos sobre el ámbito de trabajo.
  • Dé instrucciones para informar acerca del tratamiento a víctimas de accidentes, reanimación cardiorrespiratoria, prevención de violaciones y defensa propia, prevención de las afecciones de columna, afrontar divorcios y métodos para evitar las cirugías.

 

Otras sugerencias para el bienestar de la empresa

Llamadas recompensadas. Incluya un cuestionario sobre salud en el boletín interno de la compañía y otorgue premios por las respuestas acertadas.

Libro de cocina. Pida a sus empleados que propongan recetas sanas para editar un libro de cocina. Deje que el Consejo haga las degustaciones y determine el ganador.

Control de peso. Pese a todos sus empleados antes de la Navidad y durante la primera semana de enero. Recompense al personal que ha mantenido su peso.

Control de la presión. Lleve su tensiómetro a la oficina y sorprenda a los managers más resistentes.

Tarjetas de felicitación. Pida la colaboración de alguien comprometido con la vida sana y distribuya tarjetas que digan: “Reciba mi reconocimiento por haber hecho algo saludable”.

Recursos para el bienestar. Cree un fondo de dinero para ser usado por los empleados en las actividades que promueven el bienestar.

Sala de descanso. Instale un salón acústicamente aislado para el descanso y la meditación del personal.

Sala de proyección. Reserve un salón para la proyección de filmes humorísticos en la pausa del mediodía.-.:

 

 

 

 

Conozca también

La Internet y su impacto en las empresas y en los recursos humanos

¿Buscas empleo? Cuidado con lo que pongas en la Internet

Consejos para el correcto uso del correo electrónico

El uso del buzón de voz y el correo electrónico desde la perspectiva de los recursos humano

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*