Lo más reciente

Ladrones del tiempo en la oficina

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

Según muchos estudiosos del tema de los recursos humanos,  los ladrones del tiempo son los principales responsables de la improductividad de los empleados.

Estos no son más que elementos persuasivos que se encuentran en el entorno social a los que dedicamos más del tiempo necesario y que de alguna manera influyen en nuestra productividad, ocasionando que ya no demos el 100% de nuestro rendimiento.

Entiéndase que estos factores nada tienen que ver con nuestras asignaciones diarias.

Las redes sociales (los famosos Twitter y Facebook), los chats, reproductores de música, el correo electrónico personal, las llamadas telefónicas y hasta las charlas interminables con compañeros de otros departamentos se han convertido en los ladrones del tiempo. Un mal que ha empezado a afectar el desarrollo efectivo de muchas empresas.

El término productividad se define como la capacidad de algo o de alguien de producir, ser útil y provechoso. En lo concerniente a lo laboral, consiste en el aumento o disminución de los rendimientos originados de las variaciones de trabajo, el capital, la técnica y cualquier otro factor.

Una mayor productividad utilizando los mismos recursos o produciendo los mismos bienes o servicios resulta en una mayor rentabilidad para la empresa. Por ello, el sistema de gestión de la calidad de la empresa trata de aumentar la productividad.

Sería interesante que al término de nuestra jornada laboral nos hiciéramos las siguientes preguntas: ¿realmente estoy utilizando el tiempo para beneficio y desarrollo de mi trabajo dentro de la empresa?, ¿he cumplido con todas las tareas que me han sido asignadas?, ¿mi rendimiento laboral justifica mi salario?

En algunos casos puede que las respuestas no sean tan agradables. Sin embargo, estamos a tiempo de reevaluar nuestras funciones y cambiar las cosas que puedan estar mermando nuestra productividad.

Hay que tomar en cuenta que para mejorar el desarrollo productivo de las empresas se deben crear lazos comunicativos que creen resultados en cadena. Se trata de un trabajo en equipo entre recursos humanos, gerentes, líderes y los propios colaboradores.

Por ejemplo, el reclutador debe seleccionar a los aspirantes con el talento, características y habilidades ideales; lograr un índice de satisfacción laboral adecuado que le permita atraerle y retenerle, compensar de manera fija y variable de acuerdo a los resultados o ingresos de la empresa; estimular la iniciativa y emprendimiento de cada colaborador; desarrollar planes de sucesión para lograr la continuidad de los negocios, brindar oportunidades de superación profesional con proyectos de perfeccionamiento laboral, evaluar el desempeño, desarrollar planes de corrección y mejora continua y establecer planes de compensación por resultados.

A su vez, el colaborador debe poner su máximo empeño en realizar sus tareas y cumplir con los objetivos dispuestos. Llevando por delante la bandera de la proactividad e iniciativa, mostrando siempre un comportamiento impecable donde resalten los valores y la ética profesional.

Su profesionalismo demostrará las grandes habilidades que tiene dentro de la empresa, sin la necesidad de decirlo. No deje que los ladrones del tiempo roben y mermen su productividad. Recuerde que de eso depende la estabilidad de la empresa.

 

 

 

 

Conozca también

La Internet y su impacto en las empresas y en los recursos humanos

¿Buscas empleo? Cuidado con lo que pongas en la Internet

Consejos para el correcto uso del correo electrónico

El uso del buzón de voz y el correo electrónico desde la perspectiva de los recursos humanos

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*