Lo más reciente

Hacer el trabajo bien ya no es suficiente

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

En la década 80 del siglo pasado, se consideraba que todo empleado debía hacer bien su trabajo y, con ello, ya era suficiente.

Una vez era contratado se le daba un períodode tiempo de aprendizaje, las herramientas, y lo demás quedaba en sus manos.

La norma era que cada quien era solamente responsable de su propio desempeño de forma tal que la empresa pudiera lograr la estabilidad financiera necesaria y la generación de ganancias

Sin embargo, con la llegada de la globalización, este concepto cambió drásticamente y las frases “clima laboral”, “ambiente laboral”, “cadena del servicio”, “encuestas de satisfacción”, “desarrollo organizacional”, “cliente interno y externo”, “comunicación asertiva”, “liderazgo” “milla extra”, “valor agregado”, “responsabilidad social empresarial”, y otros más, se comenzaron a escuchar con mayor frecuencia.

Actualmente, existen nuevas necesidades, clientes más exigentes y conocedores, avance tecnológico sin precedentes, fusiones entre megacorporaciones, problemas con el medio ambiente, y otros. Estos nuevos factores han ocasionado la necesidad de revaluar el “rol” del empleado o colaborador.

Es importante que se comprenda que no sólo “trabajamos en una determinada empresa”, sino que formamos parte de una “estructura integral”, de un organismo vivo, en constante evolución; el cual tiene expectativas, una visión y una misión de su existencia y que, además, de velar por la rentabilidad y sus ganancias, también tiene responsabilidad social y se preocupa por el medio ambiente.

Todo esto obliga al trabajador a tener expectativas mucho más abarcadoras y más elevadas. Se trata de trabajar cada vez mejor, de tener un compromiso con el logro de los objetivos de la empresa, con el control de los gastos y de brindar un servicio esmerado a los compañeros de trabajo, proveedores y a los clientes externos.

Para ello, existen elementos que son sumamente importantes, ya que permite al trabajador o colaborador cumplir con este nuevo rol corporativo y que, a continuación, se describen:

  • Ser parte del equipo e identificarme con él.
  • Crear relaciones saludables y sostenibles con todos los miembros de la empresa.
  • Respetar a los demás tanto a sus superiores como subalternos (si se tienen)
  • Ofrecerse a capacitar a otros.
  • Ser ejemplo para las personas que reciente lleguen a la empresa.
  • Formar parte de las actividades extracurriculares como ligas deportivas, convenciones, seminarios, proyectos comunitarios y obras sociales.
  • Comprender el funcionamiento y operación de la empresa y de los puestos que no desempeña,
  • Conocer las estrategias de mercadeo, de gerencia, de productos y otros.
  • Compartir los valores corporativos y practicarlos de forma tal que no sean palabras impresas o muertas colgadas en un cuadro decorativo en la pared del departamento de Recursos Humanos o Recepción.
  • Ser capaz de rendir cuentas por los deberes y responsabilidades del puesto sin culpar a otros o a sistema alguno.
  • Lograr más con menos recursos.
  • Cuidar los activos como si fuesen propios
  • Ser proactivo aunque no sea mi trabajo ni mi cliente.
  • Comprender que todo lo que se hace afecta directa o indirectamente los resultados de la empresa. aunque se considere que la labor que se desempeña es insignificante o pequeña.
  • Comprender que todo lo que se dice puede afectar el “ambiente y el clima laboral”.
  • Lograr inspirar a los demás al ser intenso y apasionado con el trabajo que se hace
  • Tener la capacitad de aceptar la retroalimentación. Es decir, no enojarse cuando llamen la atención o cuando digan algo que sea necesario corregir o superar.
  • Tener una actitud positiva.
  • Tener la habilidad para resolver problemas
  • Disfrutar nuevos retos.
  • Poseer la capacidad de adaptarse a los cambios.

En resumen, es necesario ser un nuevo colaborador con una visión amplia de su valor y su aporte dentro de la empresa para el desarrollo y crecimiento de ésta dentro de un ambiente altamente competitivo, cambiante y globalizado. En definitiva, no se trata de trabajar bien sino cada vez mejor,

.

Conozca también

¿Cuándo conviene cambiar de empleo?

¿Qué hacer ante el despido?

¿Cómo evitar que la oficina o nuestro trabajo nos enferme?

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*