Lo más reciente

Enfrentando la crisis en el entorno laboral desde el punto de vista del departamento de recursos humanos

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

Se entiende por crisis el proceso de adaptación ante un cambio o pérdida significativa. En ocasiones, ésta puede ser causada por un divorcio y la pérdida de un ser querido. Incluso un acontecimiento feliz como un matrimonio puede ser motivo decrisis.

En todos estos casos, la persona tiene que saber adaptarse a la nueva realidad y, a veces, este proceso no resulta fácil.

Cuando se trabaja, la situación puede complicarse. Esto se debe a que, generalmente, se pasa la mayoría de las horas de vigilia en el trabajo, y se comparte más tiempo con los compañeros y jefes que con la propia familia y, por ello, no es extraño que lo que suceda la vida privada, afecte el trabajo y viceversa.

Por otro lado, no sólo existe crisis en la vida personal, sino también en la laboral, como destituciones, pérdida o proceso de reestructuración.

Si el trabajador no puede manejar adecuadamente estas crisis, ya sean personales o laborales, puede que se refleje directamente en su productividad al existir una merma de la energía física y mental, reducción de la concentración y de la capacidad para tomar decisiones.

Es importante, entonces, que el departamento de recursos humanos comprenda que la crisis se relaciona con el miedo, la preocupación, la incertidumbre, la culpa, la rabia y ansiedad de las personas.

De allí que deban coordinar, conducir, asesorar y tomar decisiones cuidadosas en los casos como procesos de reestructuración, despido de personal, jubilación o situaciones traumáticas como: accidentes, enfermedades graves, suicidio, secuestro o fallecimiento de un funcionario.

De esta manera, estas personas podrán asumir una posición más positiva que les permita asumir el trauma superando la condición de bloqueo, estancamiento o improductividad en su vida.

Los profesionales de recursos humanos pueden ayudar trabajando con la “resilencia”, es decir, la capacidad de soportar crisis y recobrarse tornando en fortalezas las debilidades tanto como la habilidad para sobreponerse a las dificultades, retos y exigencias de la vida.

Es importante que el departamento de Recursos Humanos no sólo trabaje con los colaboradores de la organización sino también trate de cambiar a la propia gerencia general en la adopción de programas estratégicos para el manejo emocional ante los cambios, pérdidas y reestructuraciones con los cuales podrán esperar los siguientes beneficios:

  • Mejora la moral y las relaciones interpersonales dentro del equipo de trabajo. Cuando los colaboradores se sienten mejor consigo mismos, voluntariamente contribuyen más al desarrollo de la empresa.
  • Mejora los estándares de productividad, eficiencia y eficacia. Atender los procesos emocionales de los colaboradores genera un sentimiento grupal de responsabilidad hacia su labor dentro de la empresa y a mantener la continuidad y excelencia de la misma.
  • Disminución del ausentismo por motivos de enfermedad.
  • Disminución de los conflictos entre colaboradores y gerentes.
  • Mejora el servicio de atención al cliente, lo que garantiza no sólo la permanencia y fidelidad de clientes antiguos, sino que aumenta la captación de nuevos clientes. Cuando un colaborador se siente bien, hace que él y su empresa proyecten una imagen de seguridad, bienestar y servicio de calidad.
  • Garantiza, a su vez, que la organización se haga atractiva como un buen lugar de trabajo para el recurso humano de excelencia y calidad. Los mejores desearán trabajar con los mejores.

 

Si bien es un hecho que un proceso de transición en el trabajo pudiera producir efectos negativos en el ámbito físico, emocional y laboral; por otra parte, cuando se trabajan las emociones, se puede transformar éste en un proceso de crecimiento personal, en donde se adquieren nuevas habilidades para enfrentar de forma exitosa os retos que se presentan cotidianamente.

El estar consientes de esta realidad nos da la elección de sentir, vivir, afrontar, integrar, cerrar un capítulo e iniciar una nueva etapa de la vida con respeto y reverencia al trabajador al momento de sugerir cambios en su organización.

 

 

 

 

 

Ver otros temas relacionados

¿Cuáles son los errores y los aciertos a la hora de implementar un cambio

La cultura organizacional y cómo se perpetúa

Los recursos humanos y el coaching

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*