Lo más reciente

¿Cómo lidiar con un compañero de trabajo difícil?

  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en YouTube

Muchas empresas se esfuerzan por tener un ambiente laboral sano y productivo, pero por más que se empeñen en este objetivo, siempre existirán colaboradores cuya actitud no es la más positiva.

Algunos sufren de envidia y se preguntan: “¿Por qué mi compañero recibe halagos y reconocimiento mientras que yo hago el mismo trabajo y nadie me dice nada”.

Otros son chismosos y esparcen rumores como: “Te cuento que todo parece indicar que la señorita González sale con su jefe” y ni hablar de aquellos que tienen celos profesionales de sus compañeros y dicen “no la ayudaré, porque capaz que recibe la promoción”

En pocas palabras, estos ejemplos ilustran lo que significa un compañero difícil; aquél que no contribuye a la productividad de sus compañeros ni de la empresa y lo que fomenta es un ambiente de desorden y hasta destrucción.

 

Cómo reconocer un compañero difícil (chismoso) y cómo manejarlo?

El compañero chismoso es verdaderamente una calamidad. Está atento a cualquier dato que pueda ser útil para sus verdaderos propósitos: desinformar.   Estos rumores muchas veces salen de las fronteras del departamento y llegan incluso a los oídos del Gerente General con consecuencias tan graves que pueden hasta causar un despido.

El chismoso de oficina persigue dañar la reputación de la persona criticada de una forma solapada e indirecta. Si, por ejemplo, el chismoso quiere perjudicar un cajero o un contador que se compró un coche último modelo, pude difundir que: “el dinero utilizado para comprar el coche fue seguramente tomado (robado) de la empresa”. También puede indicar si se perdió un documento importante que “seguro Mariana fue la culpable”, cuando ella ni siquiera está enterada de la situación, pero como varias personas dentro de la compañía tienen una mala imagen de ella piensan que el rumor es verdadero.

La primera recomendación para manejarlos chismes de oficina consiste en no sucumbir ante la tentación de esparcirlos; es mejor mantenerse al margen. Es decir, no opinar y menos si se desconoce las razones de éste. Otro consejo consiste en evitar actuaciones que puedan dar lugar a habladurías y chismes.

 

Cómo reconocer un compañero difícil (envidioso o con celos profesionales) y cómo manejarlo?

El compañero envidioso o que sufre de celos profesionales está en constante observación de sus compañeros. En el fondo, se siente inferior a las demás y hasta olvidado.

El envidioso o con celos laborales tiende a ejercer acciones que provocan conflicto con sus compañeros, pero nunca lo manifiesta verbalmente. Lo mismo sucede con la “víctima”, ya que generalmente cree que, si hace frente a la situación provocará más recelo aún. Por ello, se produce una “guerra no declarada” en el que uno agrede y el otro intenta neutralizar.

Esta situación es problemática, ya que, al guardar silencio, se paga un precio psicológico importante, y aparecen sentimientos de humillación, rabia y resentimiento que, si no se halla la manera de expresarlos, contaminan la interacción, oscurecen la creatividad y atentan contra la productividad.

Si usted siente que es envidiado por alguno de sus compañeros. Intente observar las capacidades del que siente envidia o celos laborales, buscando así que éste recupere la seguridad que requiere para sentir que sus compañeros y sus superiores valoran su rendimiento. Igualmente, necesario es hablar de frente con él y dejar el tema aclarado.

En el caso de los jefes que tiene que manejar situaciones de envidia y celos laborales entre sus subalternos, se recomienda que ganen el respeto de éstos mostrándose dispuesto a escuchar a todos y aprender a no imponer sus posturas de manera intransigente.

Debe, también, tener equilibrio a la hora de los éxitos o de los fracasos para con sus subalternos. En el fondo debe ser empático con el entorno.

Igualmente, debe estar alerta a roces y tensiones que se produzcan entre los subordinados y debe hablar de inmediato, ya que, si no se aborda a tiempo el asunto, las consecuencias crecerán de manera paulatina.

En otras palabras, es necesario que el jefe se preocupe por hacer reaccionar al individuo conflictivo y que éste entienda que su comportamiento afecta negativamente a todo el departamento. De esta manera habrá más posibilidades que se produzcan cambios positivos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Conozca también

¿Qué hacer en caso de un mobbing?

¿Cómo manejar un seductor de oficina?

¿Cómo evitar que la oficina o nuestro trabajo nos enferme?

La ética y sus implicaciones en la gerencia moderna

Como ahorrar y ganar dinero

 

Te puede interesar

consejos de belleza

alimentos saludables

Remedios y recetas de infusiones medicinales

trucos caseros

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*